Red G9

UCM será institución asociada en Instituto Milenio que estudiará la biodiversidad Antártica

El Dr. Hugo Benítez es parte de un Instituto Milenio que se adjudicó el financiamiento de un estudio que tiene una duración de 10 años.

La Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), perteneciente del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación de Chile, entre sus adjudicaciones más importantes tiene las iniciativas científicas Milenio, las que financia y apoya a institutos de investigación de excelencia.

La convocatoria en el área de las ciencias naturales y exactas es altamente competitiva y, en este llamado, se adjudicaron solo tres proyectos (dos nuevos y una renovación). Los Institutos milenio tienen una proyección de cinco años de funcionamiento, renovables tras evaluación por otros cinco años. En el caso del proyecto “Origen de la diversificación de la Biodiversidad en la Antártica y Sub-Antártica,” donde la UCM participa como institución asociada, proyecta una década de generación de nuevo conocimiento científico en el área Antártica y Sub-Antártica, entregando la posibilidad de armar un equipo multidisciplinario compuesto por científicos de universidades nacionales e internacionales.

Para la UCM, el estar presente en esta investigación, representa un hito muy importante, tal como lo explicó su vicerrectora de Investigación y Postgrado, Dra. María Teresa Muñoz “Nosotros valoramos positivamente esta adjudicación como institución asociada ya que está dentro de nuestras áreas prioritarias de investigación en el ámbito de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Energía, y además nos interesa poder proyectar nuestro trabajo científico en el extremo sur de nuestro territorio. Explorar estas zonas que todavía no conocemos en su totalidad y cómo influyen en la diversidad ecosistémica de nuestro planeta nos plantea un desafío como científicos y como institución queremos contribuir a la temática que ya están explorando otras universidades y centros de investigación nacionales e internacionales. Felicitamos al Dr. Benítez por la contribución que está realizando en esta temática, el estar presente en un proyecto de un Instituto Milenio en Ciencias Naturales y Exactas es un gran logro para la UCM, agradecemos la confianza de la Universidad de Chile por habernos invitado a colaborar con nuestro investigador”, indicó.

La representación de la Universidad Católica del Maule, se da porque dentro del equipo investigador, está como investigador asociado el académico Dr. Hugo Benítez, quien se desempeña en el Centro de Estudios Avanzados del Maule (CIEAM) de dicha casa de estudios. Como directora del CIEAM y directora de investigación de la UCM, la Dra. Ingrid Carvacho agregó que “El proyecto busca estrategias para proteger el ecosistema y biodiversidad de las zonas más australes y prístinas como lo son el territorio Antártico y Sub- Antártico, transformándose en una oportunidad única, además, de entender como los cambios climáticos pasados influyeron en la evolución y la geografía de esta zona. El proyecto pretender dar lineamientos en conservación de la biodiversidad, enmarcándose en un desafío global tanto científico como de la comunidad civil que busca proteger los ecosistemas, influyendo en nuevas gobernanzas territoriales. Es una gran oportunidad tanto para el Dr. Benítez como para la UCM, la posibilidad de participar de este proyecto de gran alcance en términos científicos y de cuidado del medio- ambiente”, sostuvo.

«El proyecto es de biodiversidad Antártica y Sub-Antártica y el fin principal es generar los lineamientos para la comprensión de los elementos que influyen en el cambio de la biodiversidad en la Antártica y Sub-Antártica incluyendo a Magallanes, Tierra del Fuego Cabo de Hornos entre otras islas subantárticas», resumió el Dr. Benítez.

Lo que se quiere conocer es cómo la influencia del cambio climático ha contribuido a la disminución de la Biodiversidad o el cambio de esta en dicha zona, tal como el mismo académico lo señaló, agregando que para ello, este Instituto Milenio recientemente adjudicado contará con un grupo de 11 investigadores principales y 9 investigadores asociados de más 10 universidades, nacionales e investigadores seniors de universidades extranjeras, dirigidos por el Dr. Elie Poulin de la Universidad de Chile, los cuales en conjunto estudiarán plantas terrestres y acuáticas, como también desde microrganismos a vertebrados mayores, como ballenas, pingüinos y también invertebrados, como pequeños como insectos, crustáceos y moluscos que han llegado a la Antártica.

«La conectividad entre flora (hay plantas terrestres invasoras) y fauna, está generando consecuencias en la biodiversidad, y vamos a estudiar si están disminuyendo o trayendo más invasoras», detalló luego el científico de la UCM.

El elemento humano

Previo al estudio, que es la continuación de otra investigación, se sabe que detrás de toda la llegada de flora y fauna invasora, está como elemento principal el descuido humano. «Lamentablemente siempre está presente y es uno de los principales factores de crecimiento de la introducción de invasores», explicó el académico.

La falta de cuidado, en situaciones como la traída de comida a la Antártica, que puede contener larvas de insectos o polen, son algunos de los factores que explican esta nueva biodiversidad existentes en esta zona, la que obviamente no le hace bien a ese ecosistema que es prístino y libre de invasiones.

El Laboratorio de Ecología y Morfometría Evolutiva que dirige el Dr. Hugo Benítez, pertenece al Centro de Investigación de Estudios avanzados del Maule, y tendrá un papel especial como asociado en este proyecto siendo el laboratorio encargado para estudiar de forma transversal en los próximos 10 años los procesos de adaptaciones morfológicas de los diferentes grupos de organismos actuales de este mega proyecto utilizando la morfometría geométrica combinada con las componentes genéticas y evolutivas, generando la posibilidad de nuevas colaboraciones para la UCM.

El Dr. Benítez también menciona que “producto del cambio climático, las temperaturas no siempre son tan bajas como debería, por lo que pueden estos insectos o plantas llegar a sustentarse y quedarse y eso es lo que hay que evitar», resumió el académico.

«La idea –continuó-, es generar conciencia, conocimiento y comprensión de lo que es la biodiversidad, porque queremos llegar a lo que nos falta por conocer y que posiblemente actualmente esté en peligro de extinción, producto de todo lo que está ocurriendo en la Antártica».

Y es que para el académico el cambio climático viene a quedarse, por lo que con este tipo de estudios lo que se busca es “generar herramientas para poder como equipo multidisiplicinario, tener las formas de mitigar y disminuir los efectos del cambio climático que ocurre en la Antártica», tal como lo dijo.

Por ello, el Dr. Benítez expuso que “una de las principales metas es poder llegar a generar políticas públicas para proteger la biodiversidad de ese lugar”.

Fuente: Noticias UCM.

Comparte esta nota