Red G9

Investigador del Centro de Políticas Públicas UCT valora avance del proyecto de Ley que regula el uso de la leña como combustible sustentable de uso domiciliario

Cámara de Diputados ya aprobó el proyecto y ahora la iniciativa pasará a segundo trámite en el Senado.

¿En qué está el proyecto de ley que regula el uso de la leña como combustible de uso domiciliario y las condiciones para su comercialización? ¿Cuál es la importancia de la leña reconocida como combustible?.

Al respecto, el académico del Departamento de Procesos Industriales de la Facultad de Ingeniería de Universidad Católica de Temuco (UCT) e investigador adscrito al Centro de Políticas Públicas UCT, Nicolás Schiappacasse Poyanco, aseguró que la leña es el combustible más usado en Chile a nivel residencial, especialmente en la zona centro-sur, “mientras que, en La Araucanía, en el 90 % de las viviendas se consume este recurso para calefacción y/o preparación de alimentos”.

Otro elemento destacado por Schiappacasse, es que la combustión de la leña, que provee el calor a millones de hogares del sur de Chile, es un proceso que requiere que ciertas condiciones se cumplan estrictamente para alcanzar un máximo de eficiencia y un mínimo de emisiones contaminantes. “¿Cuáles son esas condiciones? Temperaturas superiores a 600°C y un adecuado suministro de oxígeno (aire)”, precisó el investigador.

Elementos adversos

El investigador del CPP UCT, advirtió que el mal uso de la leña genera efectos negativos, que se refleja cuando se observan chimeneas emitiendo humos visibles altamente contaminantes, lo que demuestra que la combustión de la leña no se realiza en condiciones óptimas.

“El agua en la leña impide que su combustión alcance altas temperaturas, emitiendo grandes cantidades de humos que tiene particulado fino muy dañino para la salud. De hecho, 4 mil muertes prematuras son causadas por la exposición a dichos contaminantes, según el Ministerio del Medio Ambiente”, explicó.

¿Cuál es la importancia e impacto de esta futura ley?

Salvar vidas humanas”, aseguró el académico, ya que con la nueva ley se permitirá sólo la comercialización de leña seca producida en espacios de procesamiento de biomasa, que deben contar con un sello de calidad. Además, los comerciantes deberán estar inscritos en los registros que llevará la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), además de acreditar que se han abastecido del combustible en dichos centros.

“Si bien esta ley no soluciona los problemas de contaminación atmosférica en un 100%, sí contribuye al regular el mercado de un recurso local, renovable y accesible, que puede aportar a la sustentabilidad, dada su condición de combustible carbono-neutral. La leña, la biomasa forestal, es el sol del sur de Chile”, puntualizó Nicolás Schiappacasse.

Es necesario precisar, que el Valle Central de la región de O’Higgins, Curicó, Talca y Maule, Chillán y Chillán Viejo, Concepción, Los Ángeles, Temuco y Padre Las Casas, Valdivia, Osorno, Puerto Montt y Coyhaique son zonas saturadas por material de particulado fino, producto de la mala combustión de la leña.

Fuente: Noticias UCT.

Comparte esta nota