Red G9

Las crisis no previstas 2019-2021

Columna de opinión del Presidente de la Red G9, Rector Aliro Bórquez, de la Universidad Católica de Temuco, publicada en El Mostrador.

El 2019 nuestro país enfrentó una de las convulsiones sociales más agudas en su historia democrática, producto del abrupto quiebre entre las expectativas de vida de amplios sectores de la sociedad y la realidad de un sistema económico y político desalineado de esas aspiraciones de desarrollo equilibrado con oportunidades efectivas para alcanzar una mejor calidad de vida y acceso equitativo a derechos sociales.

Por varias décadas, Chile fue muy exitoso en cifras macroeconómicas, sin embargo, la promesa del progreso individual quedó expuesta al constatar que la calidad de vida es directamente proporcional a la cantidad de recursos que las personas posean. Tener o alcanzar el anhelado bienestar en salud, educación, vivienda o jubilaciones dignas resulta imposible si no se tienen los recursos o la capacidad de generarlos, y el Estado y su capacidad de producir bienes públicos de acceso universal fue relegado a un lugar secundario por diseño institucional.

Esta carga de frustración acumulada y desamparo por parte de un Estado que no es capaz de resolver las carencias y sufrimiento de su población, termina por estallar con millones de personas saliendo a las calles a exigir sus derechos y condiciones que les permitan alcanzar una vida digna. En ese escenario, se comienza a articular una demanda social por un nuevo trato y un nuevo pacto social. Esos hechos, dan inicio a un inédito proceso constituyente, que acaba de dar su primer paso con la elección de 155 ciudadanos y ciudadanas que en los próximos nueve meses tendrán el desafío de redactar una nueva Carta Magna.

Una segunda crisis no prevista, a pesar del vertiginoso avance de la ciencia y el conocimiento, es la pandemia del COVID-19. Destacados historiadores sostienen que la actual crisis sanitaria global, constituye el segundo evento más devastador después de la Segunda Guerra Mundial. Lo anterior, teniendo además en consideración que lo que estamos viviendo actualmente es solo la punta del iceberg de las consecuencias sociales y económicas que vendrán luego de controlar el virus. Nuevamente, el Estado ha sido desnudado en su fragilidad para dar respuesta oportuna a los requerimientos surgidos de la pandemia desde la salud pública, la educación, y el apoyo económico a millones de ciudadanos de los sectores más vulnerables y clase media afectados.

Se hace urgente la comprensión y análisis racional de esta nueva realidad para tener claridad para buscar y proponer soluciones que faciliten y hagan más llevadera la crisis que vivimos. En este contexto, la Red G9 ha desarrollado desde mayo del año pasado un ciclo de seminarios virtuales con el objetivo de aportar a la discusión pública de las crisis que nos afectan.

Es así como la Red de Universidades Públicas agrupadas en el G9 organizó, en conjunto con la Universidad Católica de Temuco, el seminario virtual “Tres miradas para una crisis no prevista: 2019-2021”, que se realizará este 25 de mayo, con el propósito de abordar la situación que afecta a Chile a partir del estallido social y la aparición de la pandemia.

En esta instancia de diálogo contaremos con tres especialistas que analizarán la proyección de los movimientos indígenas en el marco de la protesta social, con particular énfasis en la violencia que hoy se observa en el Wallmapu; abordarán la manera como hemos enfrentado la crisis en el plano de las políticas públicas y desarrollarán la temática de cuáles son los desafíos para el ámbito de la salud, con especial énfasis en la salud mental.

 

Comparte esta nota