Red G9

Adultos mayores encuentran espacio para compartir virtualmente en iniciativa impulsada por la UCN

Instancia semanal de conversación abierta a todo público aborda temas de salud física y mental y también de la contingencia, como el próximo plebiscito.

adultos mayores espacios virtuales ucn

Debido a que representan un grupo especialmente vulnerable a la pandemia, los adultos mayores han debido mantener un estricto aislamiento físico durante los últimos meses, afectando sus posibilidades de socializar y compartir. Conscientes de esta realidad, en la Universidad Católica del Norte generaron un espacio de conversación virtual, llamado “Lo que el viento no se llevó, seguimos conectados”, que desde julio permite cada semana reunirse para reflexionar, recordar y compartir experiencias.

Importante: La actividad es abierta a todo público y se realiza todos los jueves a las 17.00 horas.

Poco a poco, la iniciativa ha ido congregando cada vez más participantes, locales y también de las regiones de Atacama, Valparaíso y Metropolitana. Entre ellos se cuenta Jorge Burgos Espinosa, profesor normalista pensionado, quien valora este espacio a la vez que reconoce la necesidad de aprender esta nueva forma de comunicación. “En general, al uso de las tecnologías tenemos que darle un valor más de intercambio de experiencia, porque nosotros los seres humanos somos animales de costumbre y cuesta cambiar el hábito. Y de la mano de ustedes los más jóvenes hacen que estas tecnologías sirvan para el aprendizaje”.

Precisamente los jóvenes, en este caso estudiantes de la UCN voluntarios del Departamento de Pastoral y Cultura Cristiana, han sido claves en el éxito de este trabajo, liderado por Andrea Letelier, directora de Pastoral, con la colaboración de Valeria Burgos, del Centro de Innovación Metodológica y Tecnológica (CIMET).

“Esta actividad nace para apoyar a los adultos mayores, saber cómo siguen comunicados, cómo se están relacionando con sus grupos, familias y amigos”, explica Letelier, precisando que desde julio han podido abordar de manera virtual temas de interés propuestos por los mismos adultos, como por ejemplo alimentación saludable, ejercicios adaptados, mente activa y, acorde a la contingencia, aspectos del proceso constituyente y el próximo plebiscito.

Rol primordial 

Otra de las participantes en “Lo que el viento no se llevó…” es María Angélica Sfeir, del Club Adulto Mayor El Milagro de La Serena, quien destaca que son muchos los adultos mayores interesados en la contingencia nacional. “El rol que tenemos que tener en este proceso constituyente es primordial, porque a veces la juventud es muy intrépida respecto a algunas cosas y más dice que piensa, los adultos tenemos la experiencia. Independiente de la opción que uno pueda tener en forma personal, yo desearía que fuera una actividad única, irrepetible; tan esperada que debe ser lo mejor para Chile para que los adultos mayores que estamos viviendo los últimos años de vida, luchemos para tener un país tranquilo para nuestros hijos y nietos”.

Gladys Moreno Torres, Presidenta del Consejo Asesor de Salud Provincial de Elqui, opina, respecto del próximo plebiscito, que “a nosotros nos enseñaron educación cívica, ir a votar era una fiesta y nos arreglábamos para ir, siempre nos enseñaron así, porque en democracia eso es lo que hay que hacer”. Y agrega que, “respecto a los Constituyentes, se ha hablado de 50 y 50 hombres y mujeres, pero no han hablado del adulto mayor, y tenemos que estar presente para luchar por nuestros derechos”. Por otra parte, lamenta que en esta pandemia “hemos sido los más perjudicados. Lo primero que dijeron fue que debíamos encerrarnos, porque los adultos mayores son los de más riesgo, pero los jóvenes también mueren”.

Saber envejecer

El espacio de conversación virtual “Lo que el viento no se llevó, seguimos conectados” se enmarca de las actividades de la Universidad del Adulto Mayor, que desde 2015 desarrolla la Universidad Católica del Norte, abarcando en su última versión presencial las 15 comunas de la región.Este año, dada la crisis sanitaria, la iniciativa debió adaptarse a la virtualidad, sin perder de vista el propósito de aportar a un buen envejecimiento, por medio de instancias de encuentro y aprendizaje que ayuden a los adultos mayores a mantener y desarrollar sus potencialidades.

Algunas cifras: 

• Según las proyecciones realizadas sobre la base del Censo 2017, el número de personas de 65 años y más en 2019 llegó a 2.260.222.

• Esta cifra representa el 11,9% del total de la población del país.

• La mayoría se distribuye en las regiones Metropolitana, Valparaíso y Biobío. A su vez, 6,28% del total de ocupados en el país (trimestre octubre-diciembre 2019) pertenece a ese tramo etario.

• Para 2035, se prevé un importante aumento de personas mayores de 65 años, llegando al 18,9% del total de la población.

Fuente: Noticias UCN.

Comparte esta nota