Red G9

Iniciativa hidrológica ambiental, que parte con las lagunas La Punta y La Brava, en el sector de Peine, cuenta con el respaldo del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FIC-R).

 Lagunas Salares Altiplánicos UCN 2

Un completo plan de monitoreo hidrológico ambiental para proteger y conservar las lagunas altiplánicas de la región de Antofagasta, inició un equipo de investigadores de la Universidad Católica del Norte (UCN), en una iniciativa que busca proteger entornos únicos a nivel mundial.

El proyecto, que cuenta con recursos del Fondo de Innovación Para la Competitividad Regional (FIC-R), del Gobierno Regional de Antofagasta, cercanos a los 90 millones de pesos, servirá para generar y transferir nuevos tipos de monitoreos hidrogeológicos integrales, cuyo objetivo será entender cómo funcionan estos frágiles sistemas y proponer estrategias para su conservación.

La ejecución, que en su fase inicial incluye las lagunas La Punta y La Brava, (sector de Peine), cuenta con la participación de especialistas del Centro de Investigación Tecnológica del Agua en el Desierto (Ceitsaza) y de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Geológicas de la UCN. Asimismo, la iniciativa tiene el apoyo del Consejo de Pueblos Atacameños (CPA) y la Comunidad Atacameña de Peine.

“El proyecto generará un impacto positivo en un contexto social-ambiental, y mejorará la gestión de potenciales usos no sustentables de agua/salmueras en comunidades y/o industrias, con un enfoque en la conservación de estos ecosistemas lagunares únicos”, destacó el investigador de la UCN y director del proyecto, Dr. José Luque Marín.

El académico explicó que esta propuesta apoyará la implementación de políticas públicas en la región de Antofagasta y la toma de decisiones con respecto al uso del recurso hídrico en la cuenca del Salar de Atacama.

De igual forma, agregó que el proyecto fomentará la conservación de lagunas altiplánicas únicas y frágiles en la zona, además de beneficiar a las comunidades que viven en el área del Salar de Atacama, y los lineamientos de conservación y protección de los ecosistemas existentes en el área.

El proyecto, que tiene una duración de 12 meses, está actualmente en su fase inicial, y en el futuro podrá ser implementado en otros escenarios de la región que necesiten controlar y conservar sus recursos hídricos, ya que el plan hidrológico es reproducible y replicable.

“Esta iniciativa representa una gran oportunidad para contribuir y apoyar al desarrollo de la gestión de los recursos hídricos, y servirá para proteger ecosistemas únicos que tenemos en la región de Antofagasta, aplicando conocimientos hidrodinámicos e hidrogeoquímicos de los sistemas lagunares”, enfatizó el Dr. Luque.

Fuente: Comunicaciones UCN.

 

Comparte esta nota