Red G9

Las medidas e innovaciones implementadas por la Universidad Católica de Temuco durante esta crisis

La Universidad Católica de Temuco (UCT) ha hecho frente a esta crisis por la pandemia por medio de las plataformas educativas Educa Blackboard con las que ha implementado sus clases a distancia. Con la extensión de la cuarentena y el distanciamiento, estos sistemas digitales llegaron para quedarse, al menos durante todo el primer semestre académico, decisión definida por el Gobierno Universitario.

uct2

En este marco de formación virtual y teniendo en consideración las necesidades de los estudiantes, se establecieron también apoyos con becas de conectividad que beneficiaron a más de dos mil quinientos jóvenes, así como la entrega a domicilio de equipos computacionales a aquellos estudiantes que no cuentan con lo necesario para cumplir con sus actividades académicas online.

Por su parte, los académicos han participado de diferentes instancias de capacitación sobre técnicas y herramientas para el desarrollo e innovación pedagógica que les han permitido poder ofrecer clases atractivas y de calidad a sus estudiantes, en esta nueva modalidad.

Así entonces, las instituciones de educación superior como la Universidad Católica de Temuco han innovado digitalmente para estar a la altura de las demandas originadas por el contexto social-económico y de salud que vive el mundo y seguir así respondiendo al compromiso con su comunidad universitaria, la región y el país.

Universidad más allá de las fronteras

La innovación de la UCT se ha extendido también fuera de las fronteras nacionales, con la reciente incorporación de la universidad al Espacio de Movilidad Virtual en Educación Superior (eMOVIES), iniciativa liderada por la Organización Universitaria Interamericana (OUI), que otorga la posibilidad a los estudiantes universitarios de cursar asignaturas en modalidad virtual a distancia ofrecidas por otras instituciones miembros de la OUI en el extranjero.

Se trata de una plataforma de movilidad internacional que congrega a más de 48 instituciones de educación superior de Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Perú, Ecuador, México entre otras, las que ponen a disposición del consorcio, cupos en cursos ofrecidos en modalidad virtual para permitir la conformación de un plan de intercambio de estudiantes a partir de la oferta disponible.

Igualmente, la UCT a través de sus académicos e investigadores aportará con conocimientos en temáticas de interculturalidad, estrategias de educación a distancia y otros temas relacionados al quehacer institucional, destacando el componente de identidad local de su formación académica.

El programa no considera costos para el estudiante que participa del intercambio virtual, entregándoles ventajas formativas de aprendizaje colaborativo y cultural diverso, democratizando saberes locales, acceso a la internacionalización, mejora en las competencias en el uso de las TIC, generación de puentes de colaboración académica e intercambio, entre muchas otras.

“Esta crisis ha desafiado nuestra capacidad de innovar y buscar distintas y novedosas formas para superar las dificultades que día a día se presentan en nuestra vida familiar y laboral. Por su parte, creo que las universidades del país, quienes han asumido el compromiso con la innovación y búsqueda de soluciones para la sociedad, han estado a la altura de las circunstancias”, señaló el rector de la UCT, Dr. Aliro Bórquez.

“Ejemplo de ello son contribuciones en análisis de laboratorios, creación de prototipos de respiradores, la puesta en marcha de impresoras 3D para la fabricación de mascarillas y protectores faciales, apoyos sicosociales, etc”, agregó.

Fuente: Radio Biobío.

Comparte esta nota