Red G9

Mensaje del Rector Diego Durán a la comunidad universitaria de la UCM

Estamos viviendo momentos de dificultad como país, lo que nos está afectando a todos y como comunidad universitaria, no podemos esquivar el sufrimiento y la congoja de la ciudadanía. Hay un malestar que se ha apropiado de la población y está en muchos de nosotros presente. Hemos visto con mucha preocupación durante las últimas horas, como se ha materializado ese desgaste y frustración en una ola de violencia, que por momentos se ha vuelto totalmente incontrolable, causando mayor dolor a nuestro país.

Por ello, no podemos estar indiferentes a esta dificultad que estamos viviendo y, este estallido social que estamos experimentando, debe impulsarnos a buscar los caminos que nos permitan hacer de nuestra patria, una más justa y equitativa, pero no por el camino de la destrucción o la violencia, esta que se usa para protestar o para acallar a los que protestan.

Nosotros, como comunidad universitaria, debemos ser capaces de orientar nuestro quehacer desde una perspectiva crítica y, así, lograr que aquellos que son el foco de nuestro trabajo, puedan egresar o formarse con esa sensibilidad hacia la justicia, de manera que permita que situaciones como las que fundan el descontento, no se den en el futuro. Debemos convertir estas denuncias en trasformaciones sociales, que logren una nueva manera de entender la economía y hacerla a escala humana. Instituciones como la nuestra también son objeto de esas políticas que no consideran el carácter regional de ella o de la población que atiende y eso produce también desazón al interior de nuestra comunidad.

Querida comunidad, no podremos hacer un camino hacia el futuro si no erradicamos las distintas formas de violencia y, para ello, el diálogo transparente y sincero con fines de acuerdo, es fundamental. En esto, todos somos responsables, cada uno de nosotros puede aportar a esa construcción de ese diálogo y les invito en estos momentos aciagos a hacer todos nuestros esfuerzos por lograrlo. Asimismo, es el momento de reforzar nuestros lazos fraternos de comunidad, y ser solidarios con los colegas que lo requieran. Le pido a Dios y su Espíritu, nos ayude a hacer frente a esta tremenda tarea.

Fraternalmente

Dr. Diego Durán J.
Rector de la Universidad Católica del Maule

 Fuente: Noticias UCM.

Comparte esta nota