Red G9

Tal como se había planificado, el Consejo Superior de la Universidad Católica del Norte (UCN) aprobó hoy por unanimidad el Protocolo de Prevención, Sanción y Reparación frente a Casos de Violencia de Género de esa casa de estudios superiores.

De acuerdo con el rector del plantel, Jorge Tabilo Álvarez, con ello la universidad ya cuenta con un instrumento formal que permitirá prevenir y enfrentar las situaciones de acoso, abuso o violencia que involucren a la comunidad UCN, “garantizando que la igualdad de derechos sea un principio fundamental del quehacer universitario”.

El protocolo comenzará a operar en los próximos días, luego de ser oficializado mediante un Decreto de Rectoría.

Este, agregó la autoridad, ha sido un proceso largo, pero metódico y participativo, y similar en términos de plazos a los experimentados en las otras universidades del CRUCh.

En el caso de la UCN, partió oficialmente el 15 de mayo de 2018, cuando mediante un Decreto de Rectoría se oficializó la Comisión de Estudio de un Protocolo en Contra de la Violencia Sexual y Acoso Sexual. Durante diciembre del mismo año, el proyecto fue revisado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), organismo que a fines de ese mes emitió una constancia acreditando dicha revisión.

Asimismo, desde el 20 de diciembre y hasta principios de enero de este año, el proyecto de protocolo fue revisado por Secretaría General de la universidad. Luego del receso de verano, el martes 12 de marzo el proyecto fue presentado al Consejo Superior y se adoptó la decisión de que fuera socializado entre la comunidad universitaria, de forma que las unidades académicas y de apoyo a la academia, así como los estudiantes, realizaran sus aportes al instrumento.

Se estableció como plazo el lunes 15 de abril para recepcionar las observaciones de la comunidad UCN, quedando constituido al día siguiente el Comité Técnico que sistematizó el material y que este martes 30 de abril presentó al Consejo Superior el documento final para su aprobación.

“Queremos agradecer a todos quienes, desde los tres estamentos, formaron parte del proceso que permitió la creación y puesta en marcha de este documento, especialmente a la Comisión de Género encargada de elaborar el protocolo; a la comunidad universitaria en general, que durante la etapa de socialización analizó y realizó aportes a este trabajo; al comité técnico encargado de sistematizar dichos aportes; y a los integrantes del Consejo Superior, por su aprobación final”, manifestó el rector Jorge Tabilo.

Fuente: Comunicaciones UCN.

Comparte esta nota