Red G9

Mediante la participación activa proyectos mejoraron la docencia en la PUCV

La Vicerrectoría Académica de la PUCV, a través de su Unidad de Mejoramiento de la Docencia Universitaria (UMDU) y bajo el marco del Programa de Mejoramiento, Innovación e Investigación de la Docencia Universitaria 2018, impulsó dos proyectos que utilizaron estrategias centradas en el Aprendizaje Activo.

mejoras pucv

El aprendizaje activo está basado en la implicación, motivación, atención y trabajo constante del estudiante, donde este deja tener un rol pasivo, limitado a escuchar al docente y a tomar apuntes, sino que se transforma en un sujeto activo que es responsable directo de su aprendizaje.

Utilizando lógicas de videojuegos 

El proyecto de mejoramiento, impulsado por el Instituto de Música y liderado por el docente Nelson Niño, consistió en la en la implementación de experiencias previas de los estudiantes con diversos videojuegos musicales para realizar técnicas de repetición musical en la sala de clases.

Para llevar a cabo el proyecto, se realizó una revisión de los videojuegos que utilizan práctica responsorial como: Guitar Hero y Rock Band, que potencian destrezas rítmicas y musicales sobre la base animaciones digitales y esquemas derivados del pop, rock, rap o techno. Así se realizó el cruce entre las habilidades del juego y la asignatura, debido a la similitud que poseen con las que deben desarrollar los estudiantes universitarios de primer año de Educación Musical.

Según Niño, para lograr buenos niveles de motivación, es sumamente importante considerar las experiencias e intereses de los estudiantes, donde los videojuegos son parte de su día a día. ‘’Cuando compartimos la iniciativa del proyecto con los estudiantes, tuvo buena acogida, pero cuando se ahondó en cómo los videojuegos jugarían un rol crucial para aprender, la disposición y motivación aumentó considerablemente, se sintieron acogidos. Entendieron que los recursos de diversión también pueden ser puestos al servicio de su aprendizaje y que, a su vez, la experiencia que traen ellos con estos recursos, pudo potenciar sus habilidades y aprendizajes”, aseguró el director del proyecto.

Javiera Aguilar, estudiante de primer año de Música, mencionó que el proyecto realizado fue muy significativo dado que logró abordar la complejidad de algunos conocimientos, haciéndolos mucho más ameno. ‘’El profesor ha hecho un gran trabajo con nosotros, porque en la carrera de música hay partes que son complejas de aprender y él logró hacerlo parecer sencillo y lúdico. De igual manera, destaco la importancia de la innovación, porque como sociedad estamos involucrados en torno a la música que siempre va evolucionando, entonces los profesores no se pueden quedar con estrategias de hace 20 años atrás”, señaló la estudiante.

Construyendo un cuadernillo de ejercicios 

Por su parte, el proyecto impulsado por la Escuela de Derecho y liderado por el docente Gonzalo Severin, confeccionó un cuadernillo de ejercicios para la asignatura “Derecho Civil I”, cuyo contenido abordó las temáticas más importantes del programa. Esta idea surgió para introducir a los estudiantes a la metodología de aprendizaje basado en problemas, propiciando así el aprendizaje colaborativo y contribuyendo al logro del perfil de egreso de la carrera, y especialmente a las competencias de excelencia profesional, el conocimiento y razonamiento jurídico y trabajo en equipo.

Para desarrollar esta experiencia, se propició el trabajo colaborativo de los estudiantes, tanto para la resolución de los casos propuestos por los docentes, así como para la confección de un glosario de conceptos y mapas conceptuales. Además, se implementaron distintos cuestionarios de autoevaluación, que permitieron analizar la implementación de las nuevas estrategias de aprendizaje.

El director del proyecto, Gonzalo Severin Fuster, destacó la importancia que tienen esta clase de experiencias, enmarcadas en la renovación de prácticas pedagógicas, que ha venido desarrollando en conjunto con la profesora Claudia Mejías desde hace algunos años. “Estructurar este tipo de actividades, metodologías y estrategias es muy útil, porque se hace cargo de las distintas formas en que los estudiantes aprenden; no todos aprenden de la misma manera”, destacó el docente.

Rosario Moreno, también estudiante de primer año de Derecho, señaló cómo vivió el aprendizaje a lo largo del curso. “Me parece muy bien, ya que es una forma distinta a la que se realiza normalmente, ya que no solo te dicen los contenidos, sino que ahora los buscamos, y ahora tengo la sensación de que quedan más en la cabeza y el sentimiento de que una investigó para llegar a la conclusión, y eso lo encuentro súper bueno”, destacó la estudiante.

Fuente: Noticias PUCV.

Comparte esta nota

Contenidos relacionados