Red G9

Dirección de Inclusión UC inauguró oficinas adaptadas para personas con discapacidad

¿Qué características tiene que tener una oficina para que esté adaptada para personas con discapacidad? Elementos de accesibilidad, señaléticas inclusivas, franjas en los vidrios, línea podo-táctil en el piso y códigos QR son algunas de ellas y todas están incluidas en la nueva oficina de la Dirección de Inclusión de la UC.

Inclusión2Amp

El espacio fue remodelado recientemente con el objeto de poder recibir a distintos públicos como personas ciegas, con movilidad reducida o cualquier otro tipo de discapacidad física. Este espacio fue diseñado gracias al aporte de muchos, considerando experticias técnicas, creatividad y necesidades de nuestro quehacer. Sus oficinas y espacios están organizados en áreas comunes, para potenciar el trabajo colaborativo”, explicó Catalina García, directora de Inclusión UC.

Rectoría, la Vicerrectoría Académica, las direcciones de Infraestructura y Diseño UC y el Centro de Desarrollo de Tecnologías de Inclusión (CEDETi UC) fueron algunas de las unidades que intervinieron en la remodelación de este espacio, ubicado en el tercer piso del edificio del Centro de Desarrollo Docente, en el campus San Joaquín.

“Contamos con una sala de atención para estudiantes y otras personas de la comunidad UC, que nos permiten recibirlos en un lugar grato, respetuoso y bien equipado para dar respuesta a sus inquietudes”, dijo García. Además, destacó la incorporación del vidrio, para iluminar el espacio y generar lugares de trabajo sustentable. “Queremos que las oficinas de la Dirección de Inclusión sean un lugar de acogida y apertura para todos, donde se favorezca un trabajo creativo, motivante y fructífero. Un espacio que aloje a un equipo productivo, riguroso, dispuesto a aprender y mejorar. Aspiramos a que sea un lugar cálido y promotor de equidad y calidad para todos”, remató.

El rector Ignacio Sánchez destacó que esta dirección de la universidad representa un sentir clave para la UC. “Queremos que el común denominador sea tener una universidad más diversa, con integrantes con características diferentes y que eso ayude a tener una mejor universidad en la que podamos aprender de las realidades personales que todos traemos”, dijo.

Además, tuvo palabras para el equipo, que reconoció que lo representa “en un 100%”. “Me impresiona la alegría, buena onda y el trabajo que va mucho más allá de lo profesional (…) También lo interdisciplinario de esta inclusión: que bota barreras en necesidades educativas especiales, en proyectos con migrantes, barreras socioeconómicas, culturales y religiosas”, enfatizó la autoridad.

La Dirección de Inclusión UC

Una de las primeras iniciativas de inclusión surge en 1991 cuando la UC decidió crear una admisión para alumnos con Necesidades Educativas Especiales (admisión NEE). Con el tiempo se iría sumando una serie de programas, por lo que en diciembre de 2014 se decidió agrupar a todos bajo un mismo techo: como resultado surgió la Dirección de Inclusión.

Esta unidad de la universidad tiene por objetivo asegurar el ingreso y la permanencia de alumnos talentosos a la UC, independiente de su situación socioeconómica o física. Para lograr esta misión, desde la unidad dependiente de la Vicerrectoría Académica, han potenciado una serie de proyectos. Actualmente el equipo lo conforman cerca de 40 personas, entre administrativos y profesionales. Se trata de un equipo joven, entre 23 y 45 años.

Fuente: Noticias UC.

 

Comparte esta nota