Red G9

Consejo de Rectores manifiesta reconocimiento a la función pública de las universidades del G9

Al conocerse el proyecto de reforma a la educación superior y constatarse que en dicha iniciativa no se consideraba a las universidades de la Red, se pidió un pronunciamiento al CRUCh, el cual lo expresó su Vicepresidente a través de una carta que da cuenta de la opinión unánime de los rectores en cuanto al rol de las instituciones de la Red y su consideración efectiva en la legislación.

El proyecto de ley de reforma a la educación superior que se ha conocido y tramita actualmente en el Parlamento, ha generado un amplio debate entre los actores involucrados, especialmente por sus carencias. Es el caso de las instituciones de la Red de Universidades Públicas no Estatales – G9, que son omitidas en la iniciativa legislativa. En este contexto, los rectores de la Red solicitaron al Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas, CRUCh, un pronunciamiento explícito y público ante esta arbitraria exclusión, que margina a este grupo de universidades que han sido fundadoras del actual sistema y cuya contribución al desarrollo de Chile es hoy indiscutible.

El tema que fue abordado en el pleno del CRUCh que tuvo lugar el 28 de julio, y en la reunión del Comité Ejecutivo que se llevó acabo el 8 de agosto pasado. De acuerdo a las conclusiones que se adoptaron de modo unánime de ambas instancias, el vicepresidente del Consejo de Rectores y rector de la Universidad de Valparaíso, Aldo Valle,  envió una carta al presidente del G9 y rector de la Universidad Católica de Valparaíso, Claudio Elórtegui, en que da cuenta del apoyo a las instituciones del G9 del conjunto de universidades que integran el CRUCh.

“Los integrantes del Consejo de Rectores compartimos ampliamente la convicción inequívoca de que las universidades del G9 han contribuido históricamente al desarrollo de la educación superior del país, la investigación científica y la cultura en todas sus manifestaciones”, señala la misiva que se despachó el 18 de agosto.

Asimismo, el rector Valle expresó la convergencia de opiniones del Consejo en cuanto al valioso aporte a la función pública que han realizado las universidades de la Red G9, el cual debe ser reconocido por la nueva legislación y las políticas que se implementen en el futuro, como consecuencia de la reforma a la educación superior.

El Vicepresidente del CRUCh fue enfático al señalar que, dada la función pública que desempeñan los planteles del G9, éstos no deberían ser tratados de la misma forma que las universidades creadas después de 1981, especialmente en materia de aportes institucionales que deben asegurar su desarrollo. “Atendida la validación social y simbólica que la sociedad chilena le ha atribuido a estas universidades, el Consejo de Rectores considera imprescindible que la política pública garantice la sustentabilidad del rol que hasta ahora han cumplido”, consiga en la carta.

Del mismo modo, el rector Valle da cuenta de la voluntad de reconocimiento mutuo, a partir de la diversidad de instituciones que integran el Consejo de Rectores, todo ello en beneficio del bien común y de los objetivos nacionales para una mejor educación superior del país.

Comparte esta nota